La policía cree que al menos 100 personas, ninguno de los cuales han sido detenidos, utilizaron tarjetas de crédito falsificadas que contienen datos de cuentas obtenidos ilegalmente de un banco Sudafricano.

Las tarjetas fraudulentas se utilizaron en 1.400 cajeros automáticos en la mañana del 15 de mayo, según la policía. Cada involucrado retiró de 100.000 yenes a la vez -el máximo permitido por las máquinas dispensadoras de dinero- un total de 14.000 retiros en la capital Tokio y otras 16 prefecturas, según la agencia de noticias Kyodo.

El Yomiuri Shimbun informó que los retiros de dinero comenzaron justo después de las 5:00 de la madrugada del pasado domingo 15 de mayo, la última transacción fue hecha justo antes de las 8:00 horas del mismo día. Todo indica que los miembros de la banda organizada ya no se encuentran en Japón.

 

japonpon